Michell Lugo, persiguiendo un sueño

Michell Lugo Torres nació el 16 de abril del 2001 en Bogotá. Desde pequeña, esta deportista ha querido ser campeona y figura en el deporte. Su deseo de campeonar y disciplina en el trabajo la han llevado a ganar 10 campeonatos, ocho subcampeonatos y a quedar cuatro veces en la tercera posición en diferentes torneos de fútbol.

Inició en el deporte desde los seis años y ha practicado natación, taekwondo, voleibol y fútbol. Sin embargo, su verdadera pasión está en el voleibol y el fútbol. En las dos disciplinas llegó a ser Selección Colombia y su primera convocatoria fue, para voleibol, en el 2014.

Cuando Lugo era menor, el profesor Didier Luna le dijo que escogiera un deporte; puesto que, tanto en voleibol como en fútbol, estaba entrenando en alto rendimiento. En ese momento, en el primer deporte era Selección Colombia y en el segundo era Selección Bogotá. Luna le vaticinó que tendría un futuro muy prometedor en el arco y que se atrevía asegurar que en el exterior le iría bien.

Fue así como llegó la decisión más importante en su carrera. Con el apoyo de su madre, se decidió por el fútbol. El profesor Ricardo Rozo la probó como guardameta en Gol Star, club en el cual inició su formación y en donde reafirmó su pasión por el balompié.

El fútbol lo empezó a practicar desde el 2008, momento en el que empezaron los sacrificios. Vivía en Chía y los entrenamientos le tocaban en las canchas de La Morena, ubicadas en Bogotá por la 220. Los viajes diarios y alternar los estudios con los entrenamientos le dieron sus primeras lecciones acerca del sacrificio en la carrera deportiva.

Los días de Michell Lugo

Los mayores inconvenientes que afrontó fueron en sus estudios. La necesidad de pedir permisos para los torneos y entrenamientos con la Selección Colombiana, o la Selección Bogotana de Fútbol, la obligaron a cambiar frecuentemente de colegio.

Como vivía en Chía, se despertaba a las 5 de la mañana para poder ingresar al colegio a las 6:45 o 7:00 de la mañana. Al terminar su jornada escolar, a las 2:30 pm, viajaba en flota desde Chía hasta las canchas del PRD o La Morena, dependiendo si entrenaba con GolStar, su primer equipo, o si entrenaba con la Selección Bogotá de Fútbol.

Lea también: Se alista el Campeonato Nacional de ruta élite

Terminaba su entrenamiento y, en algunos casos, su madre alcanzaba a recogerla. Como siempre ha contado con el apoyo de su familia, si no alcanzaba a llegar, cogía flota para irse a su casa. Su madre era la barra personal y la del equipo.

Los sábados y domingos entrenaba en las mañanas y a veces tenía partidos en la tarde. Sus amigos no estaban en el colegio o en su vecindario, sino que se encontraban en la cancha. Una vida con tantos compromisos la llevó a que en sus últimos grados decidiera estudiar de manera virtual, para no solicitar permisos, para entrenar y poder ser parte de las selecciones o clubes.

El palmarés de la guardameta

En 2011, disputó con el equipo Funza el torneo Pony Fútbol, en la categoría infantil, en la que logró salir campeona y tener la valla menos vencida. En 2012, estuvo con Vélez Sarsfield Fortín Oficial Colombia y quedaron en el tercer puesto; sin embargo, ganó la valla menos vencida. En el mismo año, con el equipo Gol Star salió subcampeona en el torneo de la Feria de las Flores de Medellín.

El 2013 fue el mejor año porque logró ser campeona en dos ocasiones. Con el club Funza logró el título en la Copa Navidad y con el Gol Star triunfó en el torneo Pony Fútbol. Además, fue subcampeona en el Festival de Verano y un tercer puesto en la fase clasificatoria de Bogotá de la Pony Fútbol, ambos con Gol Star.

Lea también: Colombia conoce los rivales de la Fed Cup

Desde ese año llegaron más victorias, tanto nacionales, como internacionales. En el 2014 salió campeona en dos ocasiones, logró cuatro subcampeonatos y un tercer puesto. Con Gol Star fue campeona de la Liga Infantil Femenina y con la Selección Bogotá ganó el Campeonato Nacional Prejuvenil de la Copa RCN. Los subcampeonatos fueron conseguidos con la Selección Bogotá, en el Festival de Verano y en el Campeonato Nacional Infantil; con Gol Star logró el segundo lugar en la Liga Prejuvenil Femenina; y con Tippco Soccer Club fue subcampeona en Estados Unidos, en el torneo Midwesi Regional U 17 League. Por su parte, el tercer puesto lo consiguió con el equipo de Funza, en el Pony Fútbol en Medellín.

En el 2015 salió campeona, subcampeona y logró un tercer puesto. El campeonato lo logró con la Selección Bogotá en el Torneo de Liga Prejuvenil Copa Coca Cola, además de ser la valla menos vencida. El subcampeonato fue también con Bogotá, en el Campeonato Nacional Prejuvenil Copa RCN, celebrado en Bucaramanga. El tercer puesto lo consiguió con Gol Star en el Torneo de Liga Juvenil Copa Coca Cola.

En 2016 logró dos campeonatos y un subcampeonato con el equipo Gol Star: campeona de la Copa Codensa, campeona del Torneo de Liga Prejuvenil en Bogotá y el subcampeonato en el Torneo de Liga Juvenil, también en Bogotá.

Para el último año, fue campeona con Golstar en Madrid (España), en el torneo Internacional Codensa, donde logró ser la arquera con la valla menos vencida.

El logro más importante para el 2017 fue en Independiente Santa Fe, donde se consagró como la primera campeona del Fútbol Profesional Colombiano Femenino.

Su más reciente campeonato fue en los Juegos Bolivarianos con la Selección Colombia Sub-20, en Santa Marta.

El 2018 para Michell

Actualmente tiene 16 años y está compitiendo en el Sudamericano Sub 20 en Ecuador con la Selección Colombia sub 20. Además, estará en el Campeonato Sudamericano Sub17, que se realizará en Argentina.

Todo su talento, alegría y concentración se podrá ver con la Equidad Fútbol Club. Cuenta con becas de universidades en Estados Unidos y de Colombia para estudiar y jugar fútbol. Sin embargo, la guardameta estudiará en Colombia y tiene planeado irse a otro país solo cuando sea mayor de edad.

Michell Lugo muestra en el arco del Fútbol Profesional Colombiano Femenino, y de las selecciones nacionales, los sueños de muchas mujeres que se han atrevido a cambiar los paradigmas del fútbol como un deporte exclusivo para hombres. Ella lo ha hecho desde la feminidad y la transformación de la cultura deportiva por medio de la disciplina, el trabajo y la calidad en la práctica de un deporte.

Por Cristhian González

You may also like...