Equipos de época – La Roja baila

España campeón

Hoy en equipos de época, la selección que salió campeona del mundo jugando al Tiki Taka.

A lo largo de su historia, España había tenido grandes jugadores en el equipo nacional, hombres como Emilio Butragueño, Luis Suárez, Andoni Zubizarreta, Fernando Hierro, y una gran cantidad de futbolistas que incluso eran históricos en los dos clubes con mayor prestigio: Real Madrid y Barcelona. A pesar de eso, y de que el fútbol español es uno de los más importantes, este seleccionado antes del año 2010 no podía presumir el tener en su palmarés una copa del mundo.

Después de haber quedado campeona en la Eurocopa 2008, España empezaba a soñar en grande. Sin embargo, Luis Aragonés dejaría el banquillo de la Roja y Vicente del Bosque pasaría a ocupar el puesto de DT.

Andrés Iniesta, quien se había convertido en un jugador fundamental en la selección y en el Barcelona, había tenido un año difícil, pues aparte de perderse gran parte de la temporada debido a una lesión muscular, su colega y amigo Dani Jarque había fallecido, por lo que se dudaba que el mediocampista español estuviera en condiciones para asistir a la cita mundialista. Sin embargo, la Roja viajaría al continente africano con ‘el cerebro’ abordo; y claro, ¿cómo no? Con Dani Jarque que los acompañaría en sus corazones.

Fase de grupos

España, conformaría el grupo H junto a Chile, Suiza y Honduras, y su debut sería el 16 de junio contra el seleccionado suizo. La Roja empezaba a mostrar sus primeros destellos en la copa del mundo, pero no le bastaría, la suerte iba a estar de parte de Suiza, que se llevaría la victoria. Aparte, Iniesta había sufrido un fuerte golpe que podía dejarlo fuera de la copa, así que el panorama para España pasaba a ser gris.

Lea también: Equipos de época – Blue is the colour, football is the game

En la segunda fecha Honduras sería el rival de España y el equipo no iba a contar con ‘el cerebro’ debido a su lesión, pero, David Villa empezaba a ser clave y anotaría un doblete para darle la primera victoria a los españoles en Sudáfrica.

Chile, sería su próximo rival y la victoria era prácticamente lo único que le servía a la Roja. Devolverse a España en la primera fase era un rotundo fracaso, pero en el mediocampo volvería a estar Andrés Iniesta, que lograba recuperarse del golpe que tuvo.

Corría el minuto 23’ y David Villa se iba a encontrar con el arco vacío, así que disparó de primera y anotó un auténtico golazo.

La Roja seguiría insistiendo e Iniesta marcaría para que la selección se fuera con dos goles de ventaja al descanso. Aun así, al comenzar el segundo tiempo, Chile descontaría, pero pese a ir perdiendo, los suramericanos se conformaron, ya que el resultado los estaba clasificando. España avanzaría a la siguiente ronda y ahora le tocaba pensar en selección portuguesa.

Para muchos la fase de eliminación es donde arranca el verdadero mundial, pues las grandes selecciones se enfrentan entre sí para conseguir un cupo a la final.

Octavos de final

España salía al Green Point Stadium con el mismo once inicial que se paró frente a Chile. En los primeros minutos, los campeones de Europa ya habían tenido tres ocasiones para marcarle a Portugal, pero pasaba el tiempo y no habían logrado concretar así que Del Bosque mandó a Fernando Llorente al campo de juego.

Con la entrada de Llorente el panorama había cambiado, España generaba más oportunidades de gol y fue hasta el minuto 62’ donde después de tener un poco de fortuna, ‘el Guaje’ Villa anotaría el gol de la victoria.

Cuartos de final

España llegaría al estadio Ellis Park y su rival sería el modesto, Paraguay, que había eliminado a Japón en octavos. Los europeos se iban a encontrar con una defensa bastante consolidada, no encontraban espacios para hacerle daño y contra todos los pronósticos, Paraguay iba a tener una clara oportunidad para ponerse en ventaja después de que Piqué derribara a Cardozo dentro del área.

Si los guaraníes llegaban a convertir ese penal, España estaría casi afuera, pero apareció el capitán Iker Casillas para salvar al equipo, que de inmediato salió al contragolpe y obtuvo un penal a favor. El jugador del Real Madrid, Xavi Alonso, iba a ser el encargado de patearlo, sin embargo, Justo Villar lo atajaría luego de que se repitiera debido a una invasión de área de los españoles.

Aunque el empate no se rompió en ese momento, los toques de España aparecieron a ocho minutos del final y David Villa se iba a convertir de nuevo en el héroe de la Roja.

 

Semifinal

A un día del partido, Carles Puyol se encontraba con molestias en el glúteo, las cuales se agravarían en el entrenamiento previo al encuentro. A pesar de ser un guerrero, Carles no se sentía en condiciones, por lo que habló con el fisio del equipo para que le comentaran a Del Bosque que no podía jugar. Pero, el destino no quería que Tarzán (apodo de Puyol) se perdiera ese encuentro, así que antes de entrar al partido, le realizaron un tratamiento con el que pudo hacerse presente en la semifinal.

Pedro sería la novedad que iba a tener el seleccionado español en su once inicial y sí que sería una buena carta de Vicente, el extremo le daba explosividad al ataque de España y generaba varias ocasiones de gol, pero no podría romper el empate así que al finalizar el primer tiempo, Xavi y Puyol le comentaron al técnico que en el Barcelona realizaban una jugada en el tiro de esquina, en la que el ‘Guaje’ Villa se encargaba de sujetar al portero, Xavi centraba al punto penal y Puyol llegaba por detrás  para conectar el balón con la cabeza.

Y así fue, córner a favor de la Roja al minuto 72 y como era de esperarse, los españoles aplicaron la jugada que habían preparado.

Gol de ‘Tarzán’ para clasificar a España a la final de la copa del mundo, donde se iba a enfrentar con Holanda para jugar una partido único.

La Final

Debido a los problemas físicos y las decaídas mentales que había tenido Iniesta a causa de los problemas del último año, el fisioterapeuta del Barcelona Emili Ricart había preparado un DVD para Andrés en el que podía ver a grandes deportistas sobreponerse a las adversidades y llegar al éxito, así que ‘el cerebro’ durante su estadía en Sudáfrica, observaría todas las noches las imágenes de aquel video.

11 de julio de 2010, Johannesburgo. Iker Casillas, Gerard Piqué, Carles Puyol, Joan Capdevila, Sergio Ramos, Andrés Iniesta, Xavi Hernández, Xavi Alonso, Sergio Busquets, David Villa y Pedro, serían los encargados de representar a España.

Durante el primer tiempo la Roja movía la pelota y era, claramente, superior a una Holanda que se dedicó netamente a trabar el Tiki Taka mediante el juego brusco. Una primera parte bastante disputada con algunas situaciones claras por parte de España.

Comenzaría el segundo tiempo y con él más tarjetas amarillas para los holandeses, que al ver que no podían dominar el balón, se la iban a jugar en el contragolpe y llegaría el minuto 61.

Wesley Sneijder recupera la pelota y lanza un pase entre líneas que deja a Arjen Robben solo contra Casillas, el silencio se apoderó de Estadio Soccer City, pero el guardameta español se iba a vestir de Santo. Iker con una atajada magistral con los pies, salvaba a su equipo y le devolvía de nuevo las ilusiones al pueblo español.

Con el pitazo final del árbitro Howard Webb, el partido se iría al tiempo extra, 30 minutos más de juego en los que se iba a definir el campeón del mundo.

España había realizado algunos cambios, pues a pesar de tener varias opciones claras de gol la Roja no lograba concretar. Hasta que llegó el minuto 116’, donde después de encadenar una gran cantidad de pases, aquel que se iba a perder el mundial por las lesiones. Ese que había perdido a su amigo Dani Jarque, y el mismo que veía el DVD de los deportistas que habían conseguido el éxito, empalmó el Jo’Bulani (balón de la final del mundial de 2010) de volea y lo mandó a guardar al fondo de la red.

 

‘El cerebro’ Iniesta, se quitó la camiseta al marcar el gol y debajo tenía una dedicatoria especial para su amigo “Dani Jarque siempre con nosotros” y claro que estaba con ellos, desde el cielo, Dani había soplado ese balón para que Andrés pudiera romper el arco defendido por Stekelenburg. Un gol único, con el que España se iba a proclamar campeona del mundial por primera vez en su historia. Habían conquistado África y de paso el corazón de los amantes del buen fútbol.

El capitán Iker Casillas, levantaría la tan anhelada copa del mundo junto a una selección de época, que al ritmo del Waka Waka bailó a sus rivales y plasmó en su estilo de juego esas palabras que alguna vez dijo Johan Cruyff: “Jugar al fútbol es muy simple, pero jugar un fútbol simple es la cosa más difícil que existe”.

Por Julián Pino Cruz