Atención a los Juegos Bolivarianos

Mascota juegos bolivarianos

Mascota juegos bolivarianosColombia, Panamá, Venezuela, Ecuador, Perú y Bolivia disputaron los Juegos Bolivarianos por primera vez en 1938. Juegos que son considerados como el inicio del ciclo olímpico y que en 15 días, 11 de noviembre, recibirán a los deportistas de 11 países de américa, de los cuales siete son afiliados a la Organización Deportiva Bolivariana (ODEBO) y cuatro naciones más invitadas que competirán en 34 deportes y 46 disciplinas.

Países ODEBO: Bolivia (BOL), Colombia (COL), Chile (CHI), Ecuador (ECU), Panamá (PAN), Perú (PER) Y Venezuela (VEN).

Países invitados: El Salvador (ESA), Guatemala (GUA), Paraguay (PAR), República Dominicana (DOM).

Santa Marta, la perla de América, será la anfitriona de los Juegos Bolivarianos. Ya estamos clasificados al mundial, la temporada ciclística ha terminado y nuestro deporte cumbre, el patinaje, ha cumplido con sus interligas en Cartagena. Por ende es hora de centrar la mirada en este inicio del ciclo olímpico con miras a los Juegos Olímpicos de Pyeongchang 2018.

No solo por ser local el deporte colombiano está llamado a ocupar el lugar más alto del pódium. Los representantes de la delegación cafetera, que vienen haciendo un óptimo trabajo en competencias internacionales, se ven obligados a lograr el mayor número de medallas doradas. Tanto la sede principal como las subsedes podrán disfrutar del desempeño de deportistas como Jossimar Calvo y Mariana Pajón.

La meta para Colombia de ganar los Juegos Bolivarianos no será fácil. La delegación venezolana tiene como único objetivo ganar los Juegos Bolivarianos y llevarse el mayor número de medallas. Esto hace que esta versión prometa momentos emocionantes, por eso debemos estar muy atentos a lo que suceda. En POLIDEPORTES les ofreceremos un cubrimiento desde los resultados y el análisis del contexto de las delegaciones.

El Juegos Bolivarianos como herramienta de paz

Los escenarios deportivos deben ser los verdaderos espacios de confrontación entre las naciones, la hermandad que se ha visto resquebrajada por las problemáticas políticas, económicas y sociales al interior de las naciones y que se irradia en la región no deben encontrar eco para la generación de conflictos mayores.

Los Juegos Bolivarianos son el momento propicio para disputar por el poderío deportivo de las naciones competidoras. Entregando todo el esfuerzo al momento de participar. Esto le mostrará los diferentes gobiernos que el deporte debe tener un mayor presupuesto que la guerra.

Por Álvaro Rodríguez Hernández