Lewis Hamilton, un piloto insaciable

Lewis Hamilton Fórmula 1

Luego de un apasionante Gran Premio de Turquía, la Fórmula 1 llegó al país árabe de Baréin, en donde se correrán dos carreras, esta y la de la próxima semana, para la cual se usará una trazada perimetral. Durante el fin de semana se pudo ver un gran ritmo de la escudería Red Bull en los libres, aunque Alex Albon, en el primer día de prácticas tuvo un fuerte choque.

Para la clasificación fue algo más de lo visto en esta temporada, un excelente Mercedes, un muy buen Red Bull y un lamentable Ferrari. Lewis Hamilton logró la primera posición el sábado, Valtteri Bottas obtuvo la segunda plaza, Max Verstappen la tercera y Alexander Albon la cuarta posición.

Lea También: Lewis Hamil7on, un piloto de época

Los Ferrari de formar primero y segundo en el 2019, este año salieron de la décima y undécima posición. Por su parte, Sergio Pérez salió de quinto, lo que habla del muy buen momento del piloto mexicano.

La carrera, la primera de Baréin

Al inicio de la carrera Lewis Hamilton largó muy bien, por otro lado, Valtteri Bottas no lo hizo muy bien y fue sobrepasado por Vestappen, Albon, Pérez y Ricciardo; finalmente el piloto de ser segundo cayó a la sexta posición.

Metros atrás venían luchando Romain Grosjean y Daniil Kvyat, el piloto francés se cerró y esto ocasionó a que perdiera la tracción por un toque con el ruso, el monoplaza del piloto de Haas se chocó con una barrera el vehículo se partió por la mitad y se incendió; a raíz de esto la dirección de carrera ordenó la bandera roja, estos segundos fueron traumáticos para los pilotos, los equipos y los fans de la F1. Por fortuna de Grosjean y de todos los demás el piloto francés salió ileso, este fuerte accidente recordó los de los años 70 en donde algo así hubiese sido fatal.

La carrera fue suspendida mientras sacaban el auto incinerado de la pista y reemplazaban las barretas dañadas, esto duró más de una hora, luego la carrera se reinició con otra largada.

Una vez la carrera se reanudó, otro incidente en el que se vieron implicados Lance Stroll y Daniil Kvyat obligó la salida del safety car, el coche de Stroll se volcó y quedó a un costado de la pista. Por esto, el piloto ruso recibió una sanción de diez segundos.

Una vez que reinició la carrera, Lewis Hamilton nunca se bajó de la primera posición, detrás de él iba con un gran ritmo y marcando muy buenos tiempos y detrás del holandés estaba ubicado del mexicano Sergio Pérez. Albon estaba recuperando velocidad y se acercaba paulatinamente al mexicano, los pilotos de McLaren, Lando Norris y Carlos Sainz iban de cuarto y quinto respectivamente.

La carrera avanzó y se podía ver cada vez más cerca la victoria número 95 en la carrera de Hamilton, Max Verstappen se aseguró la vuelta rápida y Sergio Pérez se preparaba para su undécimo podio en su carrera deportiva, pero faltando tan solo tres vueltas un problema en el motor obligó el retiro del piloto de Racing Point.

La carrea terminó y Hamilton se adjudicó su victoria número 95 en su carrera, Max Verstappen quedó segundo y obtuvo la vuelta rápida y Alexander Albon quedó tercero, este es el segundo podio en la carrera del piloto anglo tailandés.

Así terminó la carrera

Romain Grosjean, un sobreviviente

El piloto se vio envuelto en un gran choque, en donde su monoplaza se partió en dos y posteriormente se incendió, sin duda alguna el halo que es criticado por muchos y avalado por otros hoy demostró su importancia para la seguridad de la Fórmula Uno, ya que le salvó la vida al piloto de Haas. La rápida reacción de los comisarios de pista y del coche médico ayudaron a que el piloto saliera ileso del fuerte accidente. 

La escudería Haas, por medio de su director de equipo, Gunther Steiner, se pronunció al respecto y anunció que por fortuna el piloto se encuentra bien y solo tiene leves quemaduras en las manos y en los tobillos.

Los fans de la Fórmula Uno votaron por el piloto francés como piloto del día, esto sin duda alguna, fue un voto con el corazón y un gran gesto por parte de los aficionados de la categoría hacia el francés.

Este fuerte accidente recordó a los años 70, en donde el fuego y el drama en los accidentes era muy recurrente, algo así en esa época hubiese sido fatal. El piloto del coche médico, Alan van der Merwe, dijo que en du carrera nunca había visto un choque así de fuerte.

Por Gustavo Roa