Tenis en silla de ruedas: rodando por un sueño

El tenis en silla de ruedas, también conocido como “tenis adaptado”, es un deporte que practican personas con discapacidad física.

Es una de las formas del tenis adaptada para quienes tienen discapacidad en sus extremidades inferiores. A la hora de practicarlo, es muy parecido con el tenis convencional, debido a que el tamaño de las canchas, pelotas y raquetas son las mismas. Sin embargo, existen dos diferencias principales respecto al tenis a pie; la primera, es que los deportistas utilizan sillas de ruedas diseñadas especialmente para este deporte; la segunda, refiere directamente al momento del juego. Allí la pelota puede dar dos botes, siempre y cuando el primero haya sido dentro de los límites establecidos por la cancha.

Lea también: Fútbol 5 para ciegos, mirando el deporte desde otra perspectiva

Un factor indispensable para un deportista de alto rendimiento es contar con una buena silla de ruedas, acorde a su fisionomía y al deporte que practica. Es importante resaltar dicho aspecto, ya que una silla convencional es completamente diferente a la que se utiliza para competir en algún deporte. Igualmente, en cada disciplina varía el tipo de silla que se utiliza. Aunque en Colombia el tenis en silla de ruedas es uno de los deportes adaptados más conocidos, otros deportes como el baloncesto, el pádel, el ciclismo o el rugby, adaptados también, utilizan sillas de ruedas deportivas. Las sillas de tenis y baloncesto requieren velocidad, estabilidad y facilidad de giro, de ahí la angulación de sus ruedas.

Las sillas de ruedas

Las sillas de ruedas deportivas avanzan cada vez más en diseño y tecnología, adaptándose no solamente a la disciplina en específico, sino también a las necesidades de cada deportista, por lo que son completamente personalizables. Por lo general, son de titanio o aluminio e intentan ser ligeras para facilitar la manipulación de la misma. Los precios de cada silla cambian dependiendo la marca, la calidad y las cualidades de cada una de ellas. Una buena silla de ruedas deportiva puede variar entre los ocho millones y los quince millones de pesos, aproximadamente.

Lea también: El golbol, una jugada más allá de la discapacidad

El tenis adaptado es una de las disciplinas oficiales de los Juegos Paralímpicos y es también disputado en los Grand Slam. Posee tres categorías: masculino, femenino y quad, que se juegan en las modalidades de individual y dobles. Esta última categoría (quad), también es conocida como “mixtos”, se refiere a aquellos deportistas con cuadriplejia. El deporte debutó como exhibición en los juegos de Seúl 1988 y se incorporó al programa paralímpico en la edición de Barcelona 1992. Desde entonces, se ha popularizado a lo largo del mundo, llegando a tener un circuito mundial.

La competencia

Este certamen está integrado por más de 100 torneos y un ranking mundial de individual y dobles para hombres y mujeres, apoyado por la Federación Internacional de Tenis (ITF), que es el organismo responsable de la regulación del deporte en la actualidad. Por otra parte, Colombia cuenta actualmente con grandes atletas que compiten en esta disciplina. Ellos son apoyados económicamente según sus logros deportivos; sin embargo, los deportistas y las diferentes delegaciones que tiene nuestro país continúan en la búsqueda de entes privados que deseen auspiciar dicha disciplina. Lo anterior, debido a que es bastante costoso para el atleta costearse todos sus gastos a nivel profesional.

Por Jefferson Ramírez

You may also like...