Doma ecuestre o adiestramiento

La doma ecuestre es la armonía entre jinete y caballo. Se logra gracias a la destreza del equitador y su pericia para conseguir que el equino obedezca cada una de las ordenes. Este deporte genera todo un espectáculo para el público.

Tanto montador ecuestre como animal necesitan de un entrenamiento, unos cuidados y, por encima de todo, un entendimiento de equipo. Los dos trabajan juntos para lograr su objetivo que es la perfección en la arena.

La doma ecuestre es la disciplina que muestra la máxima expresión de adiestramiento equino. El objetivo es el desarrollo del caballo por medio de un entrenamiento racional, metódico y equilibrado. Utilizando esta dinámica el jinete logra que el caballo ejecute sus órdenes con armonía y equilibrio. La doma hace parte de las tres categorías de la modalidad olímpica, las otras dos son: salto y prueba completa.

En la doma el caballo se vuelve ágil, elástico, tranquilo o flexible. Este cuadrúpedo se hace más confiando y atento a las órdenes del jinete a medida que pasa el tiempo, hasta el punto de llegar a un binomio perfecto entre estos dos.

Estas pruebas de adiestramiento se llevan a cabo en una pista o rectángulo, en el cual se ubican unas letras como coordenadas. Existen varios tamaños de pista, estos son: La pequeña de 40×20 metros, esta es usada para los niveles más bajos de adiestramiento y la estándar de 60×20 metros.

Doma Ecuestre

Al inicio de las competencias los jinetes se deben detener para saludar, mientras que el caballo permanece con las patas alineadas e inmóviles. Todos los equinos están vestidos y engalanados.

La forma como se establece este deporte en Colombia la explicará a continuación Gustavo Alfredo Roa, especialista en adiestramiento:

Doma ecuestre paraolímpica

Los principios y el reglamento de la doma paraecuestre son los mismos que los de la doma clásica; lo único que varía son las categorías, ya que en la doma paraecuestre se ven diferentes tipos de discapacidades. Se cuenta con seis diferentes, estas van en función de la discapacidad y la posibilidad del jinete a la hora de practicar la doma.

La doma paraolímpica inició su participación en los Juegos Paraolímpicos de Atlanta en 1996. Junto con el enganche, la doma hace parte de los Paraolímpicos de Hípica.

La pista también varía en las diferentes categorías de la doma paraolímpica. En los grados I, II, III y VI a la pista es de 20×40 metros. En los grados IV, V y VIb es de 20×60 metros.

En la doma ecuestre existen seis tipos de test

Prix St-Georges:

Esta es una categoría estándar medio

Gran Premio:

Esta categoría es muy exigente y se ven todos los movimientos básicos más los aires fundamentales de la escuela clásica.

Intermedia 1:

Categoría estándar avanzada

Gran Premio Especiales:

Los movimientos son los mismos que en el gran premio, pero en un orden diferente y se aumenta el foco y en los movimientos avanzados.

Intermedia 2:

Estándar Avanzada

Gran Premio Freestyle:

En esta categoría las figuras se llevan a cabo con música. Las notas se basan en la pureza del movimiento, ritmo, regularidad y por la producción técnica.

 

En la doma clásica y la doma paraecuestre la rutina será calificada por hasta cinco jurados y la puntuación va de 1 a 10.

El patrullero Muñoz, domador paraecuestre

Doma ecuestre Muñoz

Se halló en Bogotá un representante de esta disciplina originaria de la Grecia antigua. Al llegar a la escuela de equitación policial Coronel Luis Augusto Tello Sánchez, se encontró al Patrullero Carlos Muñoz, con su uniforme en perfecto orden, una sonrisa amable y la mano siempre lista para saludar, con sus más de 1,80 de estatura él nos da la bienvenida a su sitio de trabajo y entrenamiento.

Con gran naturalidad y un lenguaje descomplicado muestra con orgullo la escuela, las pesebreras y el campo de adiestramiento equino. El patrullero Muñoz es amante del deporte, ha practicado fútbol, natación, ciclismo de alto rendimiento y también, ha incursionado en la doma ecuestre desde el campo paralímpico, esto debido a violencia que ha vivido Colombia.

La historia del patrullero Muñoz la podrá ver a continuación y conocer así a quién es el presente y puede ser el futuro de la doma ecuestre paralímpica del país.

 

Colombia viene superando sus décadas de violencia. El deporte, en este caso el paralímpico, brinda nuevas oportunidades a las víctimas del conflicto que quedan en la memoria de un país que está construyendo su paz.

Por: Gustavo Roa Sánchez

Share on Facebook14Tweet about this on Twitter1Share on LinkedIn0Share on Google+0

You may also like...